El pedido de Conejero

El obispo Vicente Conejero de la diócesis de Formosa se refirió a la multitudinaria marcha a favor de las dos vidas del último sábado, destacó la comunión del pueblo y los diferentes credos en la convocatoria y expresó su felicidad por la respuesta de la gente en contra de la legalización del aborto. Además, prefirió no confrontar con el ministro Jorge González, quien había cuestionado la movilización por “inoportuna”.

La jornada nacional de defensa a las dos vidas y en contra del proyecto de aborto legal se replicó también en Formosa con una multitudinaria marcha en la ciudad, que partió desde el Mástil Municipal hasta la plaza San Martín.

Al respecto, monseñor Conejero  expresó: “Me pareció una convocatoria estupenda. La gente se pronunció con alegría y cumpliendo con los protocolos sanitarios. No sólo se cuidó la salud, sino también la vida, ese fue el mensaje; la defensa de la vida en los más inocentes”.

En este aspecto, valoró la gran participación popular y sobre todo, la comunión que logró la marcha de todas las manifestaciones o confesiones religiosas de Formosa.

“Fue una expresión de respuesta para ver si los legisladores del país abren bien los ojos y las mentes y no se dejen llevar por ideologías engañosas de una minoría. El sábado sostuvimos con firmeza que no queremos aborto ni eutanasia. La vida no se debate, se la recibe y defiende siempre, desde el primer momento de la concepción en el vientre materno”, agregó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *