Fernández analiza restricciones por la nueva cepa

El presidente Alberto Fernández brindó con periodistas antes de las fiestas. Compartió una charla informal con los acreditados en la Casa Rosada. Allí, mostró preocupación por la aparición de una nueva cepa de coronavirus, detectada en Inglaterra, porque se contagia 70% más que la que circula en Argentina. Fernández evalúa cerrar las fronteras, para evitar rebrotes y casos relacionados a la nueva cepa. Hay especialistas que creen que esa sepa ya esta en el país.

Pero para terminar de tomar una decisión, el jefe de Estado se comunicó con su par uruguayo, Luis Lacalle Pou. A él, le consultó cómo veía el panorama y qué medidas estaban tomando. Tendrá esta tarde una reunión con el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro y con el jefe de gabinete, Santiago Cafiero. Los países limítrofes es una de las principales preocupaciones del Poder Ejecutivo. En Brasil, la situación con el Covid empeora. De allí saldrá la decisión final. Pero por lo pronto, Salud emitirá una resolución con la obligación de contar con PCR negativo y cuarentena de una semana, para aquellos que vengan del extranjero, residentes o no.

Alberto Fernández ya escuchó a varios de sus máximos colaboradores, incluyendo al ministro de Salud, Ginés González García. De lo que está seguro, es que no impondrá un estado de sitio, como ocurrió en otros países, porque ningún peronista lo hace. Este mismo miércoles 23 de diciembre, pero por la mañana, el presidente se refirió al tema: «Aparece una nueva cepa y todo parece volver a empezar, la misma pesadilla«. Según el mandatario, la pandemia de coronavirus «es lo más parecido a caminar a ciegas en un pantano, porque uno no sabe donde está pisando».

En las últimas semanas, Argentina reportó una suba de casos que alarmó a las autoridades. Las cifras diarias son similares a las que había entre octubre y noviembre. El aumento en el AMBA es para las autoridades casi una alerta roja, porque es donde se concentra la mayor cantidad de la población. Las fiestas y las vacaciones son un problema potencial que podría hacer aumentar el número de contagios. Tanto en Nación, como en Ciudad y Provincia, atribuyen la suba a que la gente se relajó con los recaudos.

Fernández, en tanto, tiene puesta también la mira en los precios de los alimentos, por eso sigue con atención la variación en la carne. el trigo y el maíz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *