Ingreso ilegal

Dos buques patrulleros chinos han protagonizado una nueva incursión en las disputadas aguas de las islas Senkaku (o Diaoyu, por su nombre en chino), un territorio que reclama también Japón en el mar de China Oriental, según ha informado el canal televisivo nipón NHK.

La guardia costera de Japón ha instado a los buques chinos a abandonar la zona, en lo que se trata del segundo incidente así en una semana. El 23 de diciembre, cuatro patrulleros de China entraron en las aguas disputadas.

Desde los años 1970 los dos países se disputan ese archipiélago de cinco islas. Tokio alega que las Senkaku son su territorio desde 1895 y que antes no pertenecieron a nadie. Pekín, a su vez, sostiene que los mapas japoneses de 1783 y 1785 identificaban el archipiélago como territorio chino y que había pertenecido al Imperio Chino ya hace 600 años.

En 1972, Estados Unidos, que tomó el control de las islas después de la Segunda Guerra Mundial, las transfirió a Japón. Tokio atribuye las reclamaciones chinas al hallazgo de importantes reservas de hidrocarburos en la zona en los años 1970.

El gobierno de Xi Jinping incluso creó un museo digital a principios de este mes que dice “ayuda a los espectadores a comprender mejor el hecho indiscutible” de que las islas deshabitadas son parte del territorio chino. El gobierno democrático de Japón ha protestado por la insólita medida.

“Sentimos miedo de la expansión del poder naval Chino en el Océano Pacífico”, dijo el congresista Yasuhide Nakayama, con experiencia en asuntos de defensa y diplomacia, en entrevista con la cadena CNBC.

El legislador también resaltó la importancia de los vínculos que Japón sostiene con Estados Unidos. “Tenemos una buena alianza, estamos protegiendo nuestra libertad”, sostuvo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *