Independiente dejó sin Copa a River

River sufrió otra desilusión: tras la dura derrota ante Palmeiras en la Copa Libertadores, el equipo de Marcelo Gallardo perdió por 2-0 ante Independiente y no pudo clasificar a la final de laCopa Maradona. El Rojo, con Fernando Beróncomo entrenador interino tras la ida de Lucas Pusineri, cerró el certamen con una sonrisa y privó al Millonario de una de sus grandes ilusiones de la temporada.

En el comienzo del encuentro, River intentó hacerse dueño del partido, pero no logró encontrar el estilo de juego que lo caracteriza. El Millonario sufrió numerosas imprecisiones y le costó llegar con claridad hasta el arco de Sebastián Sosa. Fue así como Independiente, aún con menos posesión, hilvanó intentos más claros: generó acercamientos con centros picantes y, sobre los 24′, marcó el 1-0 con una espectacular acción del juvenil Alan Velasco.

En el inicio de la segunda parte, Marcelo Gallardo dispuso el ingreso de Nicolás de la Cruz y deMatías Suárezcon la intención de poblar la zona ofensiva y encontrar la sorpresa para torcer el rumbo. River encontró más precisión, cierta profundidad y estuvo cerca de marcar el descuento en una acción en la que Fabricio Bustos le sacó el gol sobre la línea a Rafael Santos Borré.

Los locales mejoraron levemente su desempeño, pero los minutos corrían y la desesperación aumentaba. La impotencia podía palparse en cada avance trunco. Desafortunadamente para los de Gallardo, las noticias desde La Paternal no eran las mejores ya que Boca le ganaba por 2-1 a Argentinos y la tendencia parecía casi irreversible: River se quedaba afuera de la final. Sobre los 38′, además,Abal expulsó al Muñeco del banco, episodio que graficó casi a la perfección la frustración que se vivía del lado riverplatense.

Los locales ya no pudieron remontar un encuentro que se mostró adverso desde el inicio y sufrieron una derrota que decretó el cierre de su participación en el certamen. Es cierto que el Millonario no dependía de sí mismo para avanzar a la final, pero tampoco pudo hacer su parte para lograr esa clasificación. La imagen del equipo en lo futbolístico y en lo anímico es preocupante de cara al duelo ante Palmeiras en San Pablo del próximo martes, donde los de Núñez están obligados a revertir un 0-3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *