Preocupa la formación de microbasurales

Una breve recorrida por las calles del casco céntrico permitió observar que hay espacios cubiertos de basuras incluso cuando se observan carteles que indican que está prohibido arrojar residuos.

Es una constante observar lugares públicos como esquinas o veredas donde se forman microbasurales por la impericia de algunos vecinos y la falta de control del municipio que lo permite. No alcanza con colocar carteles que digan que está prohibido, hay que accionar sobre lo hecho. No dejar que se acumulen residuos en lugares donde pasan niños, mascotas, adultos mayores, por el peligro que representa para éstos, puesto que la proliferación de estos microbasurales facilita la aparición de alimañas aparte de ser un factor contaminante y no menos importante, el mal aspecto que le da a los espacios públicos.

Un medio radial local hizo una recorrida por el barrio San Martín donde en una esquina sobre la calle Ayacucho al 1150 entre Paraguay y Eva Perón, se observa un microbasural y de fondo, sobre la pared está escrita una leyenda que dice: “No arrojar basuras”.

Es importante formar el hábito en los vecinos de respetar los horarios de recolección de basura y los días para así evitar que tengan luego que sacar sus residuos y dejarlos en la vía pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *