No soy el gato del Presidente

Este lunes apenas comenzó Flor de equipo (Telefe), Florencia Peña decidió hablar del escándalo de las visitas VIP a Olivos. Hace unos días se conocieron públicamente registros oficiales de la Casa Militar, responsable de la seguridad del Presidente, donde figura una lista de personas que visitó durante la cuarentena estricta el lugar donde reside Alberto Fernández y entre ellos aparece el nombre de la conductora. Molesta por la mediatización del tema, aseguró que se trata de una operación en su contra.

No hablé antes porque no creí que iba a generarse este escándalo y esta operación directa hacia mi persona así que ahora sí me voy a tomar unos minutos para aclarar algunas cosas”, expresó la actriz.

Acto seguido, relató: “En mayo de 2020 hacía 20 días que había muerto mi papá y yo tenía el permiso de circulación por estar al cuidado de mi madre, porque la tenía a cargo porque quedó viuda y sola. En ese mes la actividad de la actuación, el teatro y la televisión estaba muerta, como muchas otras que no tenían permiso para trabajar. Muchos compañeros actores como productores empezamos a pensar qué hacer porque no sabíamos que iba a pasar con la pandemia. A mí se me ocurrió escribirle un mensaje al Presidente por Twitter pidiéndole una reunión para encontrar una solución”.

Antes de continuar, hizo una aclaración sobre el motivo que la llevó a querer hablar con el mandatario: “Dejemos de pensar que los actores son personas millonarias porque eso no es verdad, somos laburantes como cualquiera”.

Entonces hizo referencia ya a las críticas que surgieron cuando apareció su nombre en los registros en Olivos y señaló: “Después de siete días de una operación hacia mi persona me pregunto: ‘¿Por qué se la agarran conmigo si estuvieron tantos nombres y hombres importantes pidiendo por lo mismo? ¿Tengo que salir a aclarar que no soy el gato ni la pete… del Presidente? ¿Después de 40 años de trabajo tengo que aclarar que yo no dependo de nadie y soy una mujer independiente?’”.

Muy molesta con quienes la atacaron, remarcó: “Fui a una reunión a la Quinta de Olivos a las 11 de la mañana y con protocolos. Lo esperé una hora y tenía permiso, así que podía ir. ¿Por qué no se la agarraron con los hombres que fueron? ¿Por qué esta misoginia que hace siete días nos bancamos las mujeres que fuimos a Olivos? Fue brutal el ataque, fue de una misoginia espantosa. ¿Qué hago que les molesta? ¿Decir lo que pienso?”.

Para concluir, manifestó: “Yo no pertenezco al ámbito de la política y nunca trabajé para el Estado, siempre trabajé independientemente y de manera privada y lo que hice no fue ni siquiera por mí porque yo tenía trabajo, pero la industria venía muerta. Yo no hice nada malo y no merezco este ataque”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *