Martín Baclini pasó por ShowMatch

Viernes de emociones fuertes en la última gala de la salsa de a tres en La Academia. Por un lado, marcó el regreso a la pista de ShowMatch de Martín Baclini. El empresario se unió a la pareja de El Polaco y Barby Silenzi y su presencia no pasó desapercibida por varios motivos. Además de cruzarse detrás de las bambalinas con su ex, Conthia Fernández, su performance en la pista estuvo por encima de las expectativas y reveló un dato que lo une a Guillermina Valdés y que sorprendió al conductor Marcelo Tinelli.

La otra cara de la moneda fue la sentencia que puso en la cuerda flojas a cuatro participantes. Mariela Anchipi, que tuvo una performance accidentada con Dan BreitmanCande Ruggeri, que bailó con su abuela, Alicia; Lío Ferro, acompañado por Mica Viciconte y Rocío Marengo, que lo hizo con su mamá, Graciela. El próximo lunes tendrá lugar el duelo, y allí el público decidirá quiénes pasarán a la próxima ronda de un certamen que anuncia cada vez más sorpresas.

En la previa, Tinelli le dio la bienvenida a Baclini por su regreso a la pista y quiso saber de su relación con Cinthia y con Luciana Salazar, teniendo en cuenta que ambas mujeres están enfrentadas. El rosarino surfeó una a una las preguntas, pero las complicaciones vinieron por el lado menos pensado. Fue cuando la esposa del conductor reveló que ella y Baclini iban al mismo gimnasio. “¡Ah no sabía, me acabo de enterar!”, le respondió Marcelo mirando con sorpresa a cámara. Aunque a decir de Valdés, Martín no es muy amigo de los fierros: “Él va a jugar al Candy Crush al gimnasio, está todo el día con el teléfono”, acusó la empresaria.

A la hora de bailar, el trío estuvo ajustado en la coreo al ritmo de “Aguanile”, de Mark Anthony y cosechó los elogios del jurado, que lo premiaron con un total de 35 puntos. Apenas finalizada su participación, Baclini habló con Teleshow con las sensaciones todavía a flor de piel: “Nunca tuve tanta presión, excepto cuando iba al duelo con Cinthia, porque estoy de invitado. Si me equivoco, me muero”, reconoció el empresario, aliviado y feliz con la devolución del jurado, en especial con el 10 que le puso de Brito.

El rosarino también dio su versión de lo que ocurrió después del encuentro casual y confuso con Cinthia en la trastienda de los estudios de LaFlia. Todo ocurrió en los vestuarios, cuando una de las vestuaristas le preguntó cómo estaba y el respondió “feliz, más soltero que nunca”, sin advertir que su ex estaba atrás. Consultado al respecto, Baclini aseguró que la bailarina no se había enojado: “Ella es un amor. Tiene sus momentos que a veces se enoja, pero es una mina bárbara. Yo la admiro como mujer, como madre y como novia”, detalló.

Durante la charla, Baclini enfatizó sus recaudos en relación la incursión de su ex en política: “Me da miedo, ojalá que le vaya bien y que no se meta en nada que la saque de su vida y de su familia. La política te puede llegar a absorber”, pronosticó, y se sensibilizó al hablar de CharisBella Francesca, las hijas de la bailarina y Matías Defederico: “Las nenas van a ser siempre familia, siempre que Cinthia y Mati me lo permitan”.

Por último, aclaró que con Luciana Salazar las cosas se arreglaron después de una serie de malos entendidos y no quiso referirse a la carta documento que la su ex le mandó a la actriz: “Yo no me meto, es muy delicado, si hay juicio, abogados, tribunales…”, se excusó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *