Un abuelo mató a su nieto a balazos

Domingo Faustino Berna es un hombre de 76 años, vive en la ciudad de Bahía Blanca y está acusado de cometer un crimen salvaje: mató a balazos a su propio nieto luego de mantener una violenta discusión en la entrada de su casa. Pese a eso, la Justicia tuvo en cuenta su edad avanzada y lo dejó en libertad, aunque mantiene una grave imputación en su contra.

El violento asesinato ocurrió el lunes pasado en horas de la tarde en una vivienda ubicada en la calle Cobián al 600 y quedó registrado por la cámara se seguridad de la propiedad. Según se observa en el video, desde el primer segundo la secuencia estuvo marcada por la furia y la violencia.

Allí se ve cómo un joven, identificado después como Brian Berna (29), se dirigió a la entrada de la casa de su abuelo con un palo en la mano y con la clara intención de golpearlo. Detrás suyo venía una mujer que intentó por todos los medios de impedir la agresión. Se le colgó de las piernas al joven, le tiró de la ropa, pero no hubo caso. El nieto estaba dispuesto a todo y atravesó la reja (que estaba abierta) pese al peso de la mujer que colgaba de su cuerpo. Comenzó a darle golpes al jubilado, quien recién llegaba a su domicilio a bordo de una bicicleta sin entender por qué su familiar lo agredía.

Ya sin ningún obstáculo, Berna nieto arrinconó al abuelo contra la puerta de la casa y continuó con la golpiza. La mujer que había tratado de intervenir en un principio, nuevamente se puso en el medio de los dos hombres, mientras que Brian le daba más y más golpes de puño a Domingo. Finalmente logró separarlos con insultos de por medio pero nunca imaginó la tragedia que se desencadenaría poco tiempo después.

Eran las 16:34. Sólo habían pasado cinco minutos desde que la golpiza a su abuelo había concluido y Brian regresó a la casa de la calle Cobián. Esta vez, Domingo ya había ingresado a la propiedad. Algo que no fue impedimento para que el joven descargara su furia contra la puerta de la vivienda, ya que comenzó a darle patadas una tras otras para llamar la atención de su abuelo hasta que de repente se abrió y se escuchó un estruendo que silenció toda la escena.

Tal como se ve en la filmación, fue el propio abuelo el que abrió la puerta, se hizo el espacio suficiente para sacar el arma y le disparó casi a quemarropa en la zona del abdomen a su nieto sin mediar ningún tipo de palabra. Esta vez, el que se llenó de una furia aún peor fue el propio Domingo Berna. Brian al sentir el disparo se movió un poco a su izquierda y cayó herido de gravedad sobre un pequeño jardín que tiene su abuelo en la propiedad.

Tras un llamado al servicio de emergencias 911 acudieron al lugar integrantes del Comando de Patrullas y personal de la comisaría 4ta., con jurisdicción en la zona, quienes hallaron tendido en el piso el cuerpo del menor de los Berna.

Luego de lo sucedido, acudió al lugar personal médico, de Policía Científica y el fiscal Viego, quien dio diversas instrucciones para detener como sospechoso al abuelo de la víctima.

Según informó Télam, durante una inspección en la finca los detectives hallaron varias armas, entre ellas un revólver calibre 32, al parecer utilizado para cometer el hecho y hasta un palo de escoba quebrado.

La autopsia del cadáver reveló que la víctima recibió 5 disparos que le causaron heridas en abdomen, tórax, cuello, mejilla y hombro. Los voceros señalaron que el imputado también presentaba escoriaciones.

El fiscal le imputó al anciano el delito de homicidio calificado por el vínculo y por ser cometido con un arma de fuego, habiéndose excedido en la legítima defensa que habría ejercido. Luego de que el acusado se negara a declarar por consejos de sus defensores, recuperó la libertad.

“Teniendo en cuenta la pena prevista por ley para este delito y la edad avanzada del acusado se dispuso su libertad”, se indicó desde el Ministerio Público Fiscal, que continuará con la investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *