Su hija tiene una discapacidad y una pareja le regaló su auto

Tania Montenegro tiene una hija con discapacidad motriz, que se llama Valentina, de 4 años. En medio de un día normal en su vida, un llamado desde un auto le modificó todo: “Nos cambiaron la vida”, le contó la mamá de la nena.

Mientras regresaban a la vivienda, la mujer escuchó el llamado de una chica desde un auto, quien le dijo si podía preguntarle algo. Tania accedió, aunque pensó que le iba a pedir una dirección. Hizo algunos metros más, y frenó su moto a la espera de la consulta.

En ese momento, un hombre bajó del vehículo y le dijo que le cambiaba el auto por la moto. Sorprendida por la propuesta, la mujer le dijo que no tenía plata para eso. No obstante, el muchacho le respondió que no le estaba pidiendo dinero, sino hacer un truque porque la había visto con su nena movilizarse de manera incómoda.

Sin entender mucho lo que pasaba, Tania le pasó su contacto y quedaron en hablar por teléfono horas más tarde. “Con mi marido no lo creíamos. Nos daba miedo porque lo único que teníamos era esa moto”, dijo.

Pocos días después, la pareja quedó en ir hasta el domicilio para arreglar el trato. Y así fue, ambos se dirigieron hasta la casa de la mujer para hacer la entrega del auto Toyota Corolla. Luego, fueron hasta la escribanía y les entregaron las llaves del rodado. “Mi hija está muy feliz”, aseguró la mujer, y comentó que ahora lleva a Valentina hasta el jardín en el vehículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *