La casa de La Sole

La reconocida cantante Soledad Pastorutti, conocida como “La Sole”, mostró en detalle como es el hogar donde vive junto a su esposo Jeremías y sus dos hijas, Regina y Antonia, ubicado en Arequito, provincia de Santa Fe.

Sole eligió una casa grande, lejos de la ciudad y cerca de su tierra natal para que sus hijas crezcan en un ambiente familiar tranquilo, rodeadas por la naturaleza y los animales como hicieron sus padres, Omar y Griselda, su abuela Valerita y su hermana Natalia Pastorutti.

Al darse cuenta que vivir en la ciudad no era su estilo, La Sole no lo dudó. Ni bien se casó con Jeremías allá por el 2007, la pareja decidió mudarse a Arequito donde estaría cerca de la naturaleza y todos sus seres queridos.

La ex jurado de “La Voz Argentina” construyó un hogar que cuenta con todas sus comodidades. Para el verano, tienen un ambiente ideal compuesto por una pileta y quincho, donde albergan almuerzos y cenas. Asimismo, Soledad se divide las tareas domésticas con su pareja: él se encarga de cuidar los jardines y todo lo relacionado a la parte exterior de la casa, mientras que ella mantiene el orden y la limpieza puertas adentro.

Aunque más allá de las comodidades, para La Sole representa un lugar donde puede desconectarse de todo y componer nuevos temas musicales, hacer trabajo vía videollamada o practicar con sus clases de piano y canto. Ella misma confiesa que el ritmo de hacer sus actividades en el campo se nota cuando sale de gira; sobre todo en el descanso.

Animales, lleno de árboles y una pileta XL: la casa de Soledad Pastorutti a todo trapo en Arequito

A todo esto, un dato que aportó su hermana Natalia, es que tienen muchos animales a tal punto que su casa parece un zoológico donde conviven perros, tortugas, caballos, gansos y cabras. Según contó en una entrevista dada a “Los Mammones” (América) esto es porque Soledad busca críar a sus hijas de la misma manera que lo hicieron con ella.

Por último, Soledad enfatizó en la importancia de haber estado cerca de sus seres queridos durante la pandemia. Allí reconoció que fue un ‘alivio’ para todos los familiares ya que pudieron estar en el campo, al aire libre, sin la necesidad de sufrir por el encierro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *